Portada

Haitianos abarrotan las estaciones de combustibles luego de forzoso cierre

Compartir:

Puerto Príncipe, 14 nov (EFE).- Decenas de personas en automóviles y motocicletas y algunas con galones en las manos formaron largas filas este domingo para abastecerse de combustibles en las estaciones de distribución de la capital de Haití y otras ciudades del país.

Ese es el panorama que se vive hoy en el empobrecido país, que atraviesa por una grave crisis política, económica y social, en el que las bandas armadas han tomado control de parte de Puerto Príncipe, sembrando la inseguridad en barriadas y carreteras.

Algunas calles están totalmente bloqueadas, otras han visto el tráfico paralizado por la afluencia de coches y motos en los surtidores en busca de gasolina que escasea desde hace varias semanas.

Esta entrega comenzó un día después de que los camiones cisterna distribuyeran el combustible a todos los surtidores, según el calendario comunicado ayer por el Ministerio de Industria y Comercio.

La asociación que agrupa a los bancos comerciales anunció el restablecimiento del horario habitual de sus distintos puntos de atención a partir del lunes.

«Queda entendido que el mantenimiento de un servicio básico, a nivel de las ventanillas bancarias, está condicionado por el suministro regular de productos petrolíferos al mercado», dijeron los directivos en un comunicado.

Debido a la crisis del combustible, desde hace al menos una semana las instituciones bancarias operan 3 veces a la semana en lugar de 6, lo que ha generado grandes aglomeraciones frente a los bancos del país.

Se espera que con el abastecimiento de los combustibles la economía, la educación y otros sectores de la sociedad haitiana logren restablecer sus operaciones, prácticamente paralizadas por la crisis en el suministro.

El poderoso grupo armado G9 Manyen Youn Manyen bloqueó la terminal de Varreux, en el barrio de chabolas de Cité-Soleil, impidiendo el acceso a los conductores, para exigir la dimisión del primer ministro.

El viernes pasado, el portavoz del G9, el expolicía Jimmy Cherisier, sobre el que pesa una orden de búsqueda policial, declaró 8 días de «tregua y reflexión» con motivo de la conmemoración de la batalla de Vertières, ocurrida el 18 de noviembre de 1803 contra los franceses.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *