Opinión

Guía para la reforma policial (parte II de IV)

Compartir:

Continuamos con las recomendaciones necesarias de garantías de la seguridad social que debe incluir la reforma en cuestión: Brindar la dieta alimentaria en horas de servicios o dinero para la misma. Se deben crear las condiciones para el suministro de comidas económicas (es una vergüenza que un policía dominicano reciba RD$240 pesos para desayunar, almorzar y cenar durante un mes laboral). Aplicar y cumplir el reglamento o disposición de asignación de viáticos de los servidores públicos, igualando a los empleados de la Presidencia de la República. Deben ser corregidos los descuentos irregulares a los sueldos de los miembros activos y pensionados. Desvinculación de los policías pensionados de Jubilación y Pensiones (Ministerio de Hacienda) y arreglar todas las irregularidades existentes.

Implementar programas de defensoría jurídica y asistencia legal a aquellos agentes que tengan que estar en los tribunales ordinarios, o por asuntos del servicio, es un derecho, hoy, como ayer los policías están desprotegidos y se le ha quitado el principio de autoridad, aumentando el irrespeto al uniforme y el desorden social. Los policías tienen tanto miedo para actuar igual o más que muchos ciudadanos. Consensuar el derecho al voto para militares y policías.

De igual manera, la sindicalización para garantizar todas sus prerrogativas. Rendir honores a los policías caídos y ser solidarios con sus familias de manera institucional. Recomendamos al presidente de la República que se decrete un día del año para honrar a los policías caídos. Revisión del aumento de 5 años en servicio, de 20 a 25, para tener derecho de retiro con pensión en la actual ley 590-16, violando así derechos adquiridos.

Ampliación del Consejo Superior Policial con un alistado y un oficial subalterno que representen verdaderamente a sus iguales y que pertenezcan a la carrera policial (esto no es una utopía y es aplicado por la Suprema Corte de Justicia en el Consejo del Poder Judicial, con un representante de los Jueces de Paz y de igual manera ocurre en el Ministerio Público, donde hay un fiscalizador en representación de sus homólogos jerárquicos). Además, se hace de rigor crear una comisión de revisión de las cancelaciones y pensiones injustas y arbitrarias.

Plan de estudio para promover la educación gratuita y hacer acuerdos con universidades, sin burocracia y de manera institucional. Plan de recreación; habilitar gimnasios en las direcciones centrales y regionales, con acuerdos de cooperación interinstitucional. A los policías y pensionados se les debe proveer préstamos blandos, es decir, a bajo interés, ya que actualmente, las entidades de préstamo se lucran de ellos, prestando a tasas abusivas, más altas que las del sector privado y público, también, se han suspendido los préstamos con intereses bajos y otros beneficios relacionados, igualmente, aplicarlo a los pensionados. Restablecer el subsidio al Instituto de Generales Retirados de la PN, IGREPOL. Licencia de Conducir Oficial para los miembros de la PN Activos y Retirados, como tienen los militares.

Se eliminó el Instituto de Seguridad Social de la Policía (ISSPOL), y hoy existe un vacío jurídico que provoca muchos inconvenientes que perjudican la seguridad social y laboral de todo el cuerpo policial activos y en retiro. La cooperativa policial no funciona con transparencia. El Consejo Superior Policial y el Director General de la Policía, se han desvinculado de su responsabilidad de gestionar y velar por el bienestar de los policías pensionados como lo manda la ley institucional. Lo que ha provocado que el Comité de Retiro solo tramite papeles. 

No cumple un rol de gestión gerencial al momento de regularizar las solicitudes de pensión y representar a los más de 20 mil reservistas. La misma Ley Orgánica manda asumir la protección de los pensionados y solucionar la ineficacia e irregularidades del seguro de salud con la reducción del descuento que se le hace a nuestros policías pensionados, que es el doble, 6% de los activos y no funciona. Debe considerarse el representante de los pensionados en el Consejo Superior Policial.

Saludamos y felicitamos a los nuevos incumbentes policiales, Director y Subdirector, deseándoles éxitos, con los que nos sentimos complacidos por sus pronunciamientos y muestra de actitud en apoyo e interés en recuperar la moral y autoridad de los policías activos e igualmente con los pensionados. Aprovechamos nuestro escrito para reiterar ponernos a las órdenes.

Nuestra cultura anómica y el deterioro ético-moral que sufre la sociedad dominicana, nos motiva a recomendar una campaña estratégica mediática para la educación y orientación cívica, para difundir la Cultura de Paz con procesos preventivos de diálogos enfocada a la población en general y en especial a los policías y los demás servidores públicos en República Dominicana y el mundo.

Dios bendiga siempre al pueblo dominicano. Todo por la patria.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *