Virales

¿Es un pájaro? ¿Un avión? No, es el nuevo Superman bisexual

Compartir:

Superman sale de las cabinas de teléfono convertido en superhéroe y su hijo sale del armario convertido en el símbolo más evidente de los nuevos tiempos en el mundo del cómic. DC Comics ha anunciado que Jonathan Kent -hijo de Clark Kent y Lois Lane– iniciará una relación romántica con un amigo. Ocurrirá en el número que se publicará el 9 de noviembre dentro de la serie ‘Superman: Son of Kal-El’, que arrancó el pasado julio.

La serie está dedicada al hijo del superhéroe, con 17 años cumplidos y que recoge la capa del padre, que descansa una temporada en alguna galaxia cercana. Jonathan -él prefiere que le digan Jon- descubre que, a pesar de ser medio terrestre -por parte de madre-, tiene superpoderes renovados y aumentados cuando se pone la ‘S’ en el pecho y las calzas azules ajustadas.

DC Comics dedica las misiones del joven héroe contra los ‘malos’ convencionales de la sociedad occidental ‘buenista’: controla incendios masivos ocasionados por el cambio climático; desbarata un tiroteo en un instituto provocado por la permisividad con las armas de fuego en Estados Unidos; o se une a las protestas contra la deportación de refugiados en Metropolis, la ciudad ficticia por la que revoletea.

Para acabar de evolucionar hacia una versión más representativa del mundo, Jon se besará en ese número de noviembre con Jay Nakamua, un chico al que conoció en un intento de crearse una identidad secreta para ir al instituto.

Nakamua, que es un periodista incipiente con gafapasta y pelo púrpura, se rinde ante Jon pero también ante su madre, gran estrella del periodismo de Metropolis. Los lectores conocerán con el tiempo que Nakamua tiene también poderes extraordinarios, más allá de enamorar al vástago del Último Hijo de Krypton. El anuncio coincidía con el Día Nacional de Salir del Armario en EE.UU.

La orientación sexual del nuevo Superman no es nada novedoso en el mundo del cómic. En 1992, un héroe de Marvel, Northstar, salió del armario. Batwoman, de DC Comics, reconoció que era lesbiana en 2006. En 2016, la misma editorial anunció que su personaje Aqualad tenía novio. Hace solo dos meses, Robin, el escudero de Batman, reveló lo que todo el mundo sabía: que le gustaba un hombre.

El joven Superman va un poco más allá en la apertura LGTB del mundo del cómic: pasa de personajes secundarios y héroes desconocidos excepto para los más fanáticos del cómic al hijo -y heredero- del superhéroe por antonomasia.

«La idea de remplazar a Clark Kent con otro salvador blanco y hetero se antojaba como una oportunidad perdida», ha dicho a ‘The New York Times’ el guionista de la serie, Tom Taylor. El paso definitivo será que uno de los grandes héroes -Superman padre, Batman, Capitán América, Hulk, Wonder Woman- ingresen en el colectivo LGTB. La cuestión no es si ocurrirá, sino cuándo.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *