Arte y Espectáculo

Draco Rosa: “Ofrecer sanación es el éxito más grande”

Compartir:

Draco Rosa está feliz de realizar un disco que ayude a sanar y meditar a la gente con “Sound Healing 1:11”, un álbum creado durante la pandemia en frecuencias benéficas para el cuerpo con sonidos naturales de aves, ríos y mares.

“Es una línea que siento que quiero seguir porque estoy todavía en el camino de buscar mi sanación personal y sé que hay mucha gente buscando lo mismo”, dijo Draco Rosa en una entrevista reciente a propósito del nuevo álbum lanzado el jueves pasado.

“No hay mejor logro que ofrecerle a otro ser humano la posibilidad de esa sanación. Eso para mí es el éxito más grande, que puedas ir a tu casa y conectar y sentir ese bienestar, para mí es mi mejor trabajo”, agregó desde San Juan, donde recientemente realizó una escucha de su álbum con 300 personas en el jardín botánico de la cuidad. Generalmente Draco está fuera de la ciudad pues vive en su finca Monte Sagrado Reserve.

Originalmente pensaba hacer un álbum convencional con una banda y otros músicos en el estudio y ya había grabado “Quiero vivir (como nunca antes)”, que está incluida en el álbum. Pero la llegada de la pandemia lo obligó a trabajar solo y al hacerlo utilizó instrumentos que originalmente había comprado para hacer meditación y yoga en su finca, la cual resultó ser en sí misma una fuente de inspiración y hermosos sonidos como cantos de pájaros, el correr de un río, cascadas.

Para plasmar estos sonidos naturales Draco Rosa creó un equipo que se dividió para cubrir diferentes espacios de las 100 cuerdas (unas 39 hectáreas) que abarca la finca.

“Éramos tres personas, nos dividimos diferentes días, diferentes horas del día”, dijo. “Tenemos acceso a uno de los ríos más caudalosos de todo Puerto Rico, están las quebradas y ese ambiente, todo lo que se escucha ahí es de la finca, el único que no es de la finca es el mar Caribe”.

Otro de los aspectos que tomó en cuenta fue afinar los instrumentos en una frecuencia de 432 hz, en vez de la convencional 440 hz, que de acuerdo con musicoterapeutas puede ser beneficiosa para el cuerpo.

“Estas frecuencias ofrecen bienestar, a veces al corazón, al estómago, la cabeza, el disco entero está hecho con eso en mente, al punto de que muchas veces he trabajado una pieza y antes de decir ‘bien’ me tiraba en el piso, me acostaba y absorbía todo”, dijo Draco Rosa. “Es un disco muy interno, es para cerrar los ojos y relajarse”.

Curiosamente la última pieza, “Chateau Marmont”, cantada en inglés, surgió en medio de un día ajetreado cuando se preparaba para llevar a su hijo a la escuela y sólo alcanzó a grabar el piano con un iPhone. Es la pieza más antigua del álbum.

“Se grabó cuando estaba encamado, saliendo del hospital”, dijo el músico que en 2011 fue diagnosticado con linfoma no Hodgkin y logró superarlo en 2018. “El disco es del proceso, desde ese momento que estaba saliendo de la cama del hospital… a este momento de COVID, del encierro”.

El músico, quien ha sido galardonado con un Grammy y tres Latin Grammy, se había olvidado de “Chateau Marmont”. No le convencía mucho el hecho de que hubiese sido grabada con celular y pensaba dejarla sólo como maqueta hasta que un amigo ingeniero lo convenció de presentarla al público.

“(La canción) es una conversación muy íntima, muy personal con Dios y Dios realmente te canta a ti”, dijo.

“Selva”, de 11:14 minutos, es una pieza propia para hacer Hatha yoga, una disciplina caracterizada por movimientos pausados y vigorizantes.

“Es perfecta para eso y necesitas 11 minutos por lo menos para envolverte, porque uno siempre comienza tímido y al final uno está completamente ‘free’, libre, es bien lindo”, dijo Draco Rosa.

La canción tiene un video animado de su versión de 3:33 minutos. Es la continuación de la historia interpretada por la versión futurista y androide de Draco Rosa en videos de su álbum rockero “Monte Sagrado” como “333” y “Dentro de Ti”, sólo que ahora, en vez de estar en carreras de autos y ambientes artificiales, está en un desierto y una selva de donde es rescatado tras un accidente.

En “Más allá del tiempo” tiene como invitado al gurú indio Sadhguru a quien conoció por Instagram y quien le propuso que hicieran algo juntos.

“Él tiene toda una vida bastante alucinante, hay 10 millones de seguidores, voluntarios, que lo ayudan a él, tanto en la India como acá en Tennessee, en Estados Unidos”, dijo Draco Rosa, quien en un principio pensaba que no se concretaría su colaboración.

“Pasó una semana y me llegó el mantra de Sadhguru, sólo el mantra y también unos pájaros detrás de donde él estaba”, señaló.

Sadhguru canta sus versos en sánscrito y Draco Rosa la traducción al español: “El tiempo no conoce tu origen/El tiempo no conoce tu final/ He contemplado tu gloriosa forma ¡oh! señor del más allá”.

La música de sanación y la pandemia también han llevado a que Draco Rosa se replantee si quiere hacer giras internacionales e intensas. Por ahora, con 52 años y casi 40 de carrera artística, siente que no.

“Yo creo que después del año 2022 no voy a hacer más giras, no significa que no voy a hacer más música, al contrario, estaré haciendo más música”, dijo.

Señaló que desde pequeño, cuando formaba parte de Menudo, ha estado “cruzado” por las giras.

“Cuando estuve en Menudo estaba haciendo como un programa de televisión siempre en vivo, llegaba a un país a hacer el mismo show, un episodio, y el segundo episodio nunca llega, siempre es el primer episodio en todos los países. La repetición yo creo que mata al ser humano”, dijo. “En este caso es un poco aburrido estar todas las noches cantando lo mismo y es difícil ser auténtico, uno comienza a ser una parodia de uno mismo y llega un momento que no hay cambio. Y la vida es cambio”.

Si viaja quisiera que fuera con más tiempo para apreciar la cultura de cada país.

“Quiero aterrizar y quizá llego una semana antes, comparto y la noche antes de irme hacer un gran show en un jardín botánico, son cosas que deseo y ojalá que se puedan dar de esa manera”, dijo.

Draco Rosa señaló que se encuentra bien de salud y desde octubre del año pasado dejó de necesitar medicamentos fuertes.

“Para mí ha sido un gran logro, tengo los achaques, pero estoy atendiéndolos”, dijo el artista.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *