Opinión

Covid19 peligro real

Compartir:

La posibilidad de ser contagiado o de contagiar con el virus del Covid19 no es ficción, se trata de una realidad que debe ser tomada cada vez más en serio, pero sin entrar en pánico ni hacerse presa de las difusiones alarmistas que corren a través de redes sociales.Tanto en la República Dominicana como en la mayoría de los 170 países del mundo que padecen la pandemia, las autoridades están manejando el tema con transparencia y responsabilidad.

Las restricciones de circulación y aglomeración que se han extremado aquí y acullá no persiguen que los números de casos positivos dejen de crecer, cosa que es inevitable hasta que la presencia del virus  alcance su pico, lo que se trata de controlar es la exponencialidad que pudiera hacer colapasar el sistema sanitario de cualquier otro país sin el régimen autoritario y los recursos de China para edificar y equipar un gran hospital de emergencias en días.

El espejo son países como Francia, España e Italia, todos del mundo desarrollado pero que las pandemia los ha desbordado, por la incapacidad de atender miles de casos a la vez, a pesar de que más del 80% de los infectados reciban el virus sin desarrollar ningún tipo de síntomas, y que apenas un 3% de las personas que se infectan demandan hospitalización y atenciones intensivas, pero si ese pequeño porcentaje es demasiado para la capacidad de los sistemas sanitarios del naciones desarrolladas, resultaría  patéticamente trágico para realidades como la nuestra.

Si es inevitable que  parte de nuestra población sea afectada, tenemos que controlar al máximo la gradualidad de la expansión del virus para poder reducir su letalidad.

Ya nos encontramos en la etapa en la que se están produciendo contagios locales, aunque el virus aún no alcanza circulación comunitaria, y eso estamos en capacidad de evitarlo sino unimos al esfuerzo que están llevando a cabo las autoridades.

Se han cerrado todas las fronteras que pueden cerrarse, la aérea, la marítima y la terrestre, que físicamente no puede tener un cierre definitivo se ha controlado. El país ha clausurado una de sus principales fuentes de divisas e importante eslabón de todos los sectores productivos, que es el turismo.

Por primera vez en mucho tiempo los dominicanos nos hemos aislado para verificar nuestra propia realidad y hacerle frente. Importante es que puedan surgir todos los casos positivos, a los que afortunadamente todavía se puede hacer frente con eficiencia, y que el aislamiento social evite que los portadores asintomáticos propaguen el contagio.

No hay que alarmarse porque el jueves los casos fueran 34 y pasaran a 72 el viernes, y que después hayan seguido creciendo. Lo mejor que puede pasarnos es que se detecten la mayor cantidad de los casos que tenemos. Eso no implica necesariamente que el contagio se esté multiplicando porque cuando el ministro de Salud informó de 34 casos positivos también dijo de 54 pruebas pendientes de resultados, es decir que se trata de los mismos casos que han estado bajo control.

Aunque las inobservancias  más reprochables frente a esta crisis la han ofrecido médicos que con esta pandemia en desarrollo abordaron un crucero, que aportó  mayoría de los primeros casos, y familias encumbradas que celebraron una boda burlándose de las medidas de prevención y de la tragedia que vive la humanidad, también en sectores populares se ha mostrado un comportamiento que no muestra conciencia del peligro por el que atravesamos.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *